La toma de registros en los tratamientos de ortondocia ( Parte II )

Como comentamos en la anterior noticia, para poder hacer un buen diagnóstico y un plan de tratamiento  de las alteraciones de la cavidad oral del paciente debemos obtener la mayor información posible. Por ello, una vez que el ortodoncista diagnostica una maloclusión en la primera visita, se solicitan unos registros.

Entre ellos tenemos las radiografías que se solicitan con más frecuencia, la ortopantomografía y la teleradiografía lateral de cráneo con boca cerrada de las que ya hablamos en la anterior noticia.

A continuación nos centraremos en la toma de impresiones (moldes de la boca) y las fotografías de la cara y de los dientes.

¿ Qué son los moldes de la boca y para qué se utilizan?

La toma de impresiones es una técnica que nos permite obtener una réplica exacta de los dientes y tejidos blandos de la boca de ese momento.

Al principio del tratamiento se toman unas impresiones de estudio de las cuales el doctor sacará toda la información para poder llevar un correcto plan de tratamiento. Este tipo de molde se toma con unas cubetas de características especiales para poder sacar el fondo de vestíbulo y que queden marcados todos los frenillos. La cubeta se rellena de un material blando y elástico llamado alginato ( su forma de presentación es en polvo y se mezcla con agua) que lo podemos encontrar con diferentes características y colores según las necesidades de cada clínica. A continuación os mostramos una imagen en la que podéis observar todo lo anteriormente citado.

 

Imagen2_opt

Una vez mezclado el polvo y el agua obtenemos una pasta (alginato) que la colocaremos en la cubeta.

Imagen3_opt

Imagen1_opt

Imagen5_opt

A continuación se coloca en la boca del paciente y se deja fraguar ( endurecer ) durante un minuto más o menos dependiendo de la época del año.

Imagen6_opt

Aquí podéis observar el resultado.

dental_behandlung_fuellung_icon2_opt

Después de tomar el molde superior e inferior se procederá a tomar una mordida de cera para saber realmente como muerde el paciente. Se coloca una tira de cera en la arcada inferior que habremos calentado previamente y el paciente tendrá que morderla con las muelas cerrando de forma habitual. Es uno de los pasos más importante ya que si la mordida no se toma correctamente tendremos un falso diagnóstico de las relaciones de entre ambas arcadas, es decir, de cómo muerde el paciente.

Imagen8_opt

Imagen7_opt

Al acabar se vacían las impresiones con escayola de color blanco y se zocalan para después recortarlas.

Imagen9_opt (2)

 

Aquí tenemos el resultado final.

 

modelos_opt (1)

 

Y para finalizar toda la información nos falta la toma de fotografías de la cara y boca del paciente. Nos permite registrar las características dentales y de las encías y hacer un seguimiento detallado en cada momento. Además a nuestros pacientes les gusta ver de forma rápida la evolución de su tratamiento.

Haremos una serie de fotos extraorales cuyo objetivo es captar las características faciales y la sonrisa del paciente. De esta manera, podremos valorar el cambio facial una vez terminado el tratamiento. Estas fotografías incluyen: una frontal con labios cerrados , otra frontal sonriendo y una de perfil, todas ellas con boca cerrada.

Además se realizan fotografías intraorales (del interior de la boca). Las tomas son: una frontal, una lateral izquierda y derecha todas con boca cerrada y para finalizar con la ayuda de un espejo haremos una de la arcada superior y otra inferior.

Aquí podéis ver todo lo explicado anteriormente.

 

blog foto_opt

 

 Gracias a toda esta información podremos hacer un estudio sobre el futuro tratamiento de la forma más correcta y adecuada además de tener unos registros en los que ver la evolución en cualquier momento del tratamiento.

Ortodoncia Exclusiva © 2014